Mellemrum

De la curaduría a la práxis editorial.

Los procesos artísticos de trabajo ocurren ajenos a la mirada de la ciudadanía, en espacios de residencia artística o de mayor intimidad durante el proceso creativo. La creación es frágil y se hace necesario respetarla y protegerla mientras ocurre, y los creadores y creadoras están sometidos a tensiones continuas para asumir riesgos en la toma de decisión, también a ellas y a ellos hay que protegerlos mientras dura el proceso de trabajo.

En toda transformación creativa se produce un equilibrio entre lo hecho, lo des-hecho y el desecho, al que queremos dar visibilidad y transparencia como una acción de mediación entre las personas creadoras y participantes con la ciudadanía general. Para tal fin hemos propuesto en esta sección un blog a algunos de esos procesos que ocurren en MAPAS fest con la intención de que los y las artistas relaten los avances, impresiones, logros y fracasos de sus procedimientos de trabajo, así como mediar entre el proyecto final presentado a la ciudadanía y su evolución interna. Cada artista es libre de contar o dejar de contar lo que considere más oportuno en cada caso, de forma autónoma y libre. El modo blog permitirá subir a esta bitácora cualquier tipo de documento textual, sonoro, visual o gráfico, y será un relato personal y abierto de cada una de las y los artistas intervinientes.

Verdad
eventmartes 19 de julio

Han trascurrido más de dos semanas desde que finalizamos esta primera parte del proceso de creación con la coreógrafa Kitt Johnson.
He tenido que dejar reposar la experiencia porque ha sido una verdadera “sacudida artística” desde el punto de vista mental, físico y emocional.


En primer lugar, creo que ha sido un enorme regalo para esta isla poder tenerla y que esta misma tierra pudiera ser vista de una manera diferente. Me he quedado cautivada porque nunca había comprendido una creación artística en calle como ella la plantea. No se trata solo de colocar una performance en un espacio como un adorno/entorno donde habitan los cuerpos que se mueven, sino que este lugar es lo que conforma la danza, el personaje y la historia. hasta llegar a crear una arquitectura viva dentro de una arquitectura estática. 
No hay virtuosismo, sino vivencia y verdad. Se trata de conexión, de una búsqueda sobre lo que es, ha sido y será. Cada minúscula piedra de cemento y partícula de aire cuentan una historia que a su vez se conecta con otras.


El primer día del taller, me quedé impactada cuando la artista Kitt Johnson empezó hablar sobre la idea de pedir permiso. Pero no sabía muy bien a que se refería en verdad. Hasta que pude descubrirlo y sentirlo.
Damos por hecho que los lugares públicos son de todas las personas y así es. No cabe duda. ¿Pero qué pasa con los que han decidido hacer de estos lugares, un espacio importante e indispensable para sus vidas? Cada pequeño rincón de estas tierras está repleto de vivencia y recuerdos. Entrar en “sus espacios” es como entrar en la vida de estas personas o seres que lo han elegido por algo. Es interrumpir la historia de algo con nuestra presencia.
Y fue así como pude entender y experimentar en primera persona el sentido y el valor que tiene el pedir “permiso” cuando en apariencia no es necesario.


Por otro lado, agradecí muchísimo la presencia de unos/as grandes profesionales de la danza que se han volcado en pleno en sus respectivos viajes. Hemos confiado desde el primer momento sin saber muy bien cuál iba a ser el resultado. He visto una atención y una sensibilidad especial acorde con el tipo de trabajo propuesto.


Sin olvidar la participación de la gente local que también ha podido disfrutar del mismo proceso de creación, compartiendo sus caminos de una manera brillante y sobre todo siendo motivo de inspiración para el resto.
Creo que estas tierras se merecen este cariño, poniendo en relieve lo más profundo de estos lugares.

Gracias de corazón.

 

Emiliana Battista Marino

Video y fotos por Conny Guttmann
eventsábado 2 de julio
eventviernes 1 de julio

Es fascinante como con el paso de los días y la estancia en los territorios, su singularidad, su propia normatividad se hace manifiesta. Como la fuerza de lo invisible te habla con claridad y te brinda las preguntas y las respuestas.

Los detalles tienen la capacidad de convertirse en campos infinitos desde donde brote y crezca la fantasía performática, pero con esta no debemos perder el vínculo con el territorio. El cuerpo y el pensamiento son materias errantes y han de permanecer y circunvolar en el vínculo, dar continuidad al territorio. Eso es lo que, en este caso, nos enriquece como creadoras.

 

Teresa Lorenzo.

EL PESO
eventjueves 30 de junio

Un espacio se moldea y envejece como lo hace nuestra piel. Siempre a merced del viento y arrastrándose detrás del tiempo. Siempre, sin nuestra voluntad.
Marcamos caminos creando cicatrices en caminos que ya estaban trazados, mucho antes de andar en ellos.
Ni la palabra puede sustituir el gesto, ni el cemento el pasado
Las historias cuanto más terribles sean, más pesadas y permanecen. Se leen en lo inerte, en la vida.
Si olvidamos las raíces, los frutos se seguirán pudriendo, se seguirán inventando caminos ya trazados.
Pero, yo no tengo ningún mapa al Edén, ¿y tú?
Y si suelto y escucho. Suelto y percibo. Suelto y observo. Entiendo que nunca se ha hecho un solo camino para llegar aquí.

Acerina H. Toledo

eventmiércoles 29 de junio

Ayer comenzó el workshop con Kitt Johnson, una mujer cuya trayectoria artística es tremendamente fértil y fascinante; en este breve primer encuentro nos adentraremos en el concepto de site-specific teniendo en cuenta los aspectos que ella analiza para entender el territorio; o intentándolo, pues estos aspectos son profundos y numerosos. Tras las presentaciones de cada una, y la exposición de dichos aspectos, nos pusimos en acción con un reconocimiento superficial (el tiempo siemmmpre apremia) de nuestros sentidos, un ejercicio para despertarlos aún más, y finalmente entramos en la materia central del workshop, el espacio. Un área de un barrio de Arrecife, y dentro de esta área, una zona específica para cada una. Me costó aceptar esa zona del territorio. Viento casi constante que enfría muy rápido el cuerpo, la predominancia del gris, más allá del propio color, aunque como color lo cubría todo; cubría el blanco, el verde, el negro, todo; miradas inamovibles, continuas y de desconfianza de señoras semiescondidas tras las ventanas y de señores reunidos para jugar a las cartas que daban largas caladas a sus cigarros de hachis. Esto de la desconfianza es pura interpretación, en su territorio mandan ellos y ellas, aunque seguro que más ellos que ellas, así que la desconfianza era mía. Sentía que me había colado en una casa sin haber sido invitada, siendo una total desconocida. Me marché y tras pasear un rato, volví. Y estuve,…. estuve,... estuve. Y el absurdo mental, la negación y el prejucio se fueron acallando. Cuando los tejidos se sueltan lo intangible se abre, y lo concreto comienza a hablar de otra manera. Aparecen perspectivas, aristas, puntos de vista donde solo pude ver gris. Y todo se enriquece, pues dotan a los lugares de matices, pormenores, otras capas y la transformación se hace ineludible. 

 

Teresa Lorenzo.

ENTRE BARRAS
eventmiércoles 29 de junio

Entre barras, tumbada, con poca escapatoria, atrapada por mi propia silueta.

¿Dónde vas?

¿Hacia dónde estás mirando?

¿Cuál es tu lugar?

Cabes. ¿Dónde estás?

Inmóvil, sólo te queda libre la cabeza. ¿Y ahora qué?

Mira el cielo, tienes tiempo, hasta menos diez.

Miren Edurne Vázquez Beades

Paisaje entrevereda periodo de reflexiones metafísicas. 
eventmiércoles 29 de junio

Paisaje entrevereda periodo de reflexiones metafísicas. 

El graznido llega susurrante me ido por las copas arbóreas. 
En el viento incansable otro lenguaje habita el cuerpo. 
El silencio trasciende entre tanto... 
Percepción de lo oculto, 
Sobre salto divino. 
Habitando un espacio donde la gente dormida pasea atónita. 
Caen rodando capuchinas Fucsias como el papel que agoto en mis horas. 
Tras contemplar lo que hubo, lo que hay. 
Lo que contiene un espacio habitado por el silencio que penetra en mí. 
De fondo los coches en la cuesta de los semáforos, la avenida central de un barrio que es una memoria activa para el observador... 
Y antaño la vida esa, más viva sin el estruendo de los autos rezagados. 


Raquel Leonor